¡Hola lovers! ¿Qué tal lleváis la semana? Espero que genial.

Nosotras llevamos una semanita en Albacete y estamos descubriendo muchas cosas nuevas.

¡Valeria esta semana ha tenido un cambio tremendo!

Ya se está poniendo a cuatro patitas. Para ella, todavía es demasiado pronto para ponerse a gatear, ya que no tiene mucha fuerza. Pero, últimamente hace el intento. En el momento que menos lo espere, se pondrá a gatear como una loca.

Está descubriendo nuevos sabores. Le he introducido el huevo en las comidas y, por ahora, le gusta y no ha tenido ningún tipo de reacción. La forma de hacer las papillas a mi bebé y como estoy introduciendo los diferentes alimentos lo trataremos más adelante.

Empieza a repetir sus primeras palabras. Justo hace dos días repitió la palabra ¡mamá! Y, me da la sensación que, aunque lo hace inconscientemente, me llama. Es increíble, no sabría explicaros muy bien lo que se siente.

Además, el contacto con mis hermanos pequeños hace que la niña se mantenga mucho más activa y sociable. Se va con todo el mundo y no extraña a nadie.

Sus primeros baños. Ya sabéis que Valeria no es muy acuática que digamos, pero esta semana está teniendo su primera experiencia con la piscina. No le gusta demasiado, tengo que decirlo. Cuando me meto con ella y la pongo contra mi pecho se siente más arropada, pero si la dejas un poco alejada, se siente insegura y es mucho peor.

Esta semana ha sido una semana de cambios, de experiencias nuevas y estoy contenta de poder contároslo.

¡Os mando mucho, mucho love! Ojalá terminéis la semana con una enorme sonrisa.