¡Hola lovers! ¿Qué tal lleváis la semana?
Como ya sabéis, y he compartido en mis redes sociales, mi niña ha tenido una lactancia materna exclusiva. Ha sido, y sigue siendo ¡una caña! Compartir momentos tan íntimos con tu bebé se te quedan marcados para siempre, lo juro.
Además, lo mejor es que te llevas la comida donde quieras, sin preocuparte si hay un microondas a mano y sin llevar más trastos. ¡Que bastantes llevamos ya! Para mí, ha sido una experiencia que volvería a repetir una y otra vez.
Ahora mismo Valeria tiene 8 meses y le he introducido las papillas, purés… Pero sigo dándole de mamar, por las mañanas y para la hora de dormir. ¡Es nuestro momento y me encanta que lo sea!
¿Qué opináis al respecto? Os mando mucho looooveeeee.