¡Hola Lovers!

Feliz martes a todos, espero que estéis genial.

Hoy vengo a contaros mi experiencia con una alfombrilla de masaje llamada “Pranamat”.

Como podéis imaginar, con un bebé en casa, no paras en todo el día. Te levantas por las noches, te agachas a cogerla, la duermes, das el pecho, das de comer, suma y sigue. Como comprenderéis la espalda y los riñones acaban resentidos, como es normal. Bueno, pues a continuación os voy a contar mi caso.

Hace dos semanillas me llegó un paquete de PRANAMAT Era una alfombrilla de masaje de un tono azul turquesa. Tengo que decir que al principio estaba un poco escéptica, pero decidí probarla. Las primeras veces sientes bastante dolor ya que no estas acostumbrada. En las instrucciones dice que es normal, así que no lo tuve en cuenta. Tras varios usos, me percaté que el dolor que sentía se convertía en bienestar después de unos minutos y, ahora, la utilizo ¡2 veces al día! Una por la mañanita 10 minutos, y otra al final del día, otros 10 minutos.

La verdad, es que relaja los músculos bastante y alivia la tensión y el dolor. Además, relaja todo tipo de zonas, y podéis utilizarla dónde y cuándo queráis. Lumbares, cervicales, abdominales, tríceps, bíceps, gemelos… ¡Todo lo que se os ocurra!

Creo que los problemas de espalda y de fatiga es un problema muy común entre las mamás. Y ahora, no tengo mucho tiempo de ir al masajista, así que, me viene bastante bien.

¡Si no la habéis probado os animo a que lo hagáis!

Espero que os haya servido de ayuda mi experiencia y que tengáis un agradable masaje.

Os mando como siempre, mucho, mucho love y nos vemos esta noche en mi Canal de Youtube LoveYoli.

Os dejo el link donde podéis conseguir la alfombrilla.