¡Hola Lovers!

Espero que os gustara mucho el vídeo de ayer.

Todos los días me preguntáis que cuente más acerca del embarazo. Aunque ya os expliqué bastante en los vídeos, creo que os habéis quedado con ganas de más. ¡Pues allá voy!

Mi primer trimestre.

Tenía dolores de menstruación, de riñones y de ovarios. Por eso, no sabía que estaba embarazada.

Además, en cuestión de 5 minutos podía llorar, reír y chillar como si no estuvieras bien. Bipolaridad total, vamos.

También te encuentras cansadísima y quieres dormir todo el rato. ¡Menudas siestas me echaba!

Mi segundo trimestre.

Es el más tranquilito de todos y puedes hacer cualquier cosa.

Empecé a sentir a mi bebé con pequeñas pataditas y movimientos. Apenas se podían percibir a simple vista, sólo yo lo podía sentir. Al principio no sabes diferenciarlo muy bien, pero os aseguro, que al final del segundo trimestre, lo vais a notar claramente.

En este periodo me dijeron que mi bebé era una niña. ¡Sólo de pensarlo me emociono! Indescriptible.

Mi tercer trimestre.

Mi barrigota era ya muy grande. Y, aunque no dejé de hacer cosas hasta el último día, te sientes cansada e hinchada.

Empecé a sentir las primeras contracciones y mi cuerpo se iba preparando para dar a luz.

La aventura de ser mamá no había hecho nada más que empezar.

¡Contarme vuestra experiencia!